jueves, 25 de febrero de 2010

Kol Hakavod laMosad

Hace poco más de un año Israel lanzó la llamada Operación Plomo Fundido en la Franja de Gaza, contra los grupos que llevaban ocho años lanzando disparos de morteros, cohetes y misiles hacia la población civil israelí en los alrededores de la franja, ataques que en vísperas de la operación habían escalado hasta 200 en una semana y expandido a un radio de más de 15 kilómetros. Aunque la ofensiva israelí estaba dirigida contra los grupos terroristas que perpetraban dichos ataques, especialmente contra Hamás, murieron también cientos de civiles palestinos, incluyendo ancianos, mujeres y niños. La alta cantidad de muertos civiles se debió a que no fue un enfetramiento frontal entre dos ejércitos en campo abierto, sino entre un ejército y guerrilleros que atacan desde zonas urbanas densamente pobladas y así aprovechan a los civiles que los rodean como escudos humanos. La operación cortó la lluvia de cohetes y misiles sobre las ciudades del sur de Israel a un precio terrible. Incluso para quienes comprenden que Israel tenía el derecho y la obligación de defender a su población de los continuos ataques terroristas, que atacar a Hamás era una acción de legítima defensa, conmovidos por las fotografías de la muerte y la destrucción en Gaza protestaron contra los medios empleados y la magnitud del ataque.

Puedo entender la indignación que causó en muchos la muerte de tantos civiles la Operación Plomo Fundido. Y justamente por ello me parecen fuera de lugar las críticas contra la eliminación en un hotel de Dubai - presuntamente a manos del Mossad - de Mahmud al Mabhuh, uno de los fundadores de la brigada militar de Hamás y responsable del tráfico de armas entre Siria y la Franja de Gaza. Si realmente fue el Mossad, kol hakavod, enhorabuena, han acabado con uno de los principales responsables por los ataques contra cientos de miles de civiles israelíes, encargado de renovar el arsenal para poder reanudar dichos ataques cuando a Hamás mejor le convenga. Todo ello a riesgo de 26 israelíes (si creemos en las últimas estimaciones de la policía de Dubai sobre la cantidad de agentes del Mossad involucrados) y sin poner en peligro la vida de ni un solo civil palestino.

No me molesta la protesta obligada y "for the record" de los gobiernos de Gran Bretaña, Francia, Alemania e Irlanda (la lista se va alargando a medida que la policía de Dubai sigue con su festival de sospechosos), por la falsificación de pasaportes de sus países para la operación. Pero deberían tener en cuenta cuales eran las alternativas, contra las que seguramente también habrían protestado:

  1. Matarlo en Gaza, y eso significa que mueran también una buena cantidad de civiles palestinos a su alrededor.
  2. Dejarlo vivo, para que siga contrabandeando armas con las que luego maten civiles israelíes, provocando así un contraataque israelí que maté más civiles palestinos aún.

Véase también:
* The Mossad is back (Acción por Israel)
* Un ejemplo de austeridad: Hamas (Sobre Israel opinamos todos)
* ¿Se podría haber evitado?

7 comentarios:

  1. Las críticas a ambas a acciones no son más que una prueba más de que una corriente de opinión dice que hagan lo que hagan los israelíes para impedir que les lluevan misiles está mal.

    Nótese además que las críticas a estas acciones sólo ocupan páginas y páginas de nuestra prensa cuando el responsable (o supuesto responsable) es Israel. Cuando Egipto, por ejemplo, gasea los túneles por los que se llevan las armas a Gaza, aquí nadie dice nada. Ni siquiera es noticia.

    En otro orden de cosas, ¿qué tan prácticas se consideran por allá estas acciones? ¿Cuánto tardará en aparecer otro fundamentalista dispuesto a ocupar el lugar de Mahmud al Mabhuh? ¿No hay algo mejor que se pueda hacer para evitar el tráfico de armas hacia Gaza a largo plazo?

    ResponderEliminar
  2. En Israel nadie se hace ilusiones, acciones como esta sirven para reducir y dificultar el tráfico de armas, no para detenerlo del todo, menos aún a largo plazo. Es verdad que esos cabecillas son reemplazables, pero su reemplazo tampoco es tan sencillo ni inmediato como a muchos les gusta creer. Yo opino que si con esta acción se desbarata siquiera un cargamento, está bien empleada.

    Supongo que una solución más a largo plazo es la que está intentando Egipto, construyendo una barrera subterránea. Pero imagino que incluso entonces encontraran algún nuevo método. Cuando se trata de matar israelíes, la creatividad de Hamas no conoce límites.

    La única solución verdadera a largo plazo sería un acuerdo de paz. Pero eso no tampoco se va a conseguir en el corto y mediano plazo.

    ResponderEliminar
  3. "Cuando Egipto, por ejemplo, gasea los túneles por los que se llevan las armas a Gaza, aquí nadie dice nada."

    Si lo hiciese Israel ya me imaginó lo que se dirían, ¡Como en Auschwitz!

    ResponderEliminar
  4. Hoy he leído en la prensa que los palestinos acusan al Mosad porque el modo en que se desarrolló la operación fue de una precisión tal que está al alcance de muy pocos servicios secretos...

    Es la primera vez que leo una acusación que es todo un halago.

    :|

    ResponderEliminar
  5. Hola.

    Tan solo para decirte que tu blog me ha parecido muy interesante, y por ello lo he añadido al agregador de blogs sobre Israel de mi blog, el rincón de la libertad.

    Un cordial saludo.

    ¡Ah! Y perdona el "off topic".

    ResponderEliminar
  6. isrrael simpre busca justificar sus ataques ,,tenga o no tenga la razon ,,

    ResponderEliminar