miércoles, 7 de enero de 2009

De errores y de horrores

El día de ayer Israel atacó en Gaza a una escuela que pertenecía a la ONU, dejando unos 40 muertos, en su mayoría niños. Según Israel, las fuerzas de tierra reaccionaron ante lo que identificaron como un lanzamiento de un cohete o misil a territorio israelí desde el edificio, y respondieron el fuego sin haber reconocido antes que se trataba de una escuela ni un edificio de la ONU. Aún aceptando esta versión como verídica, debo admitir que este ataque es absolutamente injustificable y no tiene disculpa posible.

Que no se me malentienda, sigo sosteniendo que Israel está en su derecho y en su obligación de defender a la población civil del sur del país tras ocho años consecutivos de bombardeos, incluso utilizando la fuerza desproporcionada, una vez agotadas todas las otras vías. Probamos métodos pacíficos como la retirada total en el 2005 y la tregua en el 2008, probamos también con acciones bélicas de menor envergadura como los bloqueos condicionados y las incursiones puntuales. Pero nada ayudó, los ataques al sur de Israel siguieron aumentando en cantidad, frecuencia, rango y capacidad destructiva. Llegados a este punto, la operación militar a gran escala tan anunciada, para Israel no podía ni debía seguir posponiéndose. Y sin embargo, nos hemos pasado de la raya.

El ataque al edificio de la ONU fue un error, pero eso no nos libra de la responsabilidad. Cuando el combate se desarrolla en una zona tan densamente poblada, se sabe que a medida que pasa el tiempo, la probabilidad de que una catástrofe de este tipo acontezca tiende a uno, lo cual es uno de los tantos motivos para procurar que la operación sea lo más breve posible. La primera fase de la operación, los casi ocho días que Israel se limitó a ataques aéreos sin ofensiva terrestre, habían sido un éxito que superaba las expectativas, se alcanzó a darle un golpe duro al Hamás con un porcentaje de bajas civiles relativamente bajo para las condiciones del terreno. Había que haber hecho todo lo posible para lograr un alto al fuego en esa etapa, ya desde el tercer o cuarto día. No me refiero a la "pausa" de 48 horas que proponía Francia, que hubiera dado tiempo a Hamás para reorganizarse luego del golpe sorpresivo inicial, sino un alto al fuego permanente antes de que el Hamás tuviera tiempo para levantarse los pantalones y antes de que Israel se ensangrentara las manos de esta manera.

Por su puesto, ya desde el primer día en el mundo llovían las condenas a Israel. Pero también había señales de entendimiento, quizás no tanto en España, pero en Inglaterra, Francia, Italia y República Checa, no faltaban voces que recalcaran que se trataba de una acción defensiva legítima. Hasta Egipto responsabilizaba a Hamás de la nueva escalada, aunque sea en parte. Pero ahora, con las imágenes de tantos niños muertos nada menos que en un edificio de la ONU, los ocho años de ataques a la población israelí, mucho menos mortales y mucho menos fotogénicos, pasan naturalmente a segundo plano, las protestas contra Israel aumentan, las simpatías disminuyen. Mientras tanto, Hamás se regocija gracias su nuevos mártires, cuyas vidas de todos modos les eran dispensables. Su estrategia puede dar resultado, lograr la mayor cantidad de bajas de sus propios civiles hasta lograr que la opinión pública mundial se escandalice lo suficiente y empuje a los líderes de Europa y EEUU a que presionen hasta que Israel se detenga.

Me imagino que entre los más radicales estarán los que digan que no se trató de un error, sino que Israel atacó al edificio en cuestión en forma alevosa y premeditada, buscando asesinar la mayor cantidad de niños posible. Para ello hay que creer que los israelíes además de ser profundamente malévolos y desalmados, somos tremendamente estúpidos. No cometeríamos intencionalmente un error que a todas luces nos perjudica. No somos estúpidos, pero tampoco somos infalibles. Éste no fue el primer error sobre el terreno, de los cuatro soldados muertos hasta el momento, sólo uno murió por fuego enemigo, los otros tres cayeron bajo el fuego de sus propios compañeros que les dispararon por equivocación, otra terrible tragedia.

En estos momentos pareciera que las tropas israelíes tienen más trabajo cuidándose de sus propios errores que de los ataques de Hamás. Hamás evita el enfrentamiento directo en campo abierto, sus miembros se han retrotraído a las zonas más densas de Gaza a donde el ejercito israelí aún no ha penetrado y donde pueden contar con cierta ventaja para preparar emboscadas. Mientras los líderes de Hamás y sus combatientes siguen en sus madrigueras, dejan que la población civil quede al frente.

25 comentarios:

  1. vocen contra el genocidio8 de enero de 2009, 3:17

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Que manía tienes con los españoles leñe. Sólo hace falta que leas los comentarios de 20Minutos, periódico izquierdoso para que veas como la mayoría de los votos (aunque sea por poco) se los llevan los que apoyan Israel. Si hablas de los políticos, depende de quien gobierne (algún día tengo que hacer un artículo con Ortodoxo sobre un temilla relacionado). En España la derecha apoya a Israel (aunque en la época de Franco los judíos erais los causantes de todos los males en España junto a los comunistas) y no toda la izquierda se arremolina alrededor de los plaestinos. Por lo que leo me da la sensación de que la balanza se escora, aunque no sea por una amplia mayoría, hacia el lado israelí.

    Una pregunta que te quería hacer y me parece el único lugar donde planteártela. He leído en numerosos comentarios de personas que se preguntan por qué desde la frontera de Egipto no se permite la salida de refugiados o la llegada de alimentos y medicinas.

    ResponderEliminar
  3. Lamentablemente, muchos de los comentarios que leo en los diferentes blogs que ya llevo vistos se realizan desde el más absoluto de los desconocimientos sobre el conflicto árabe-israelí. Por ello, no puedo opinar sin conocer todos los matices, que no dudo serán muchos, pero si puedo decir lo siguiente, y eso sí que lo sé: todavía recuerdo a los palestinos de Gaza y Gisjordania alegrándose y riéndose por la masacre de Madrid en el 11M, por la matanza de 200 personas de forma indiscriminada que se dirigían a sus trabajos y ocupaciones habituales. ¿Quieren hacerme creer que esos mismos palestinos que ahora son atacados por Israel son distintos de aquéllos?. ¿Quiéren hacerme creer que son inocentes?. Es posible, todo es posible, pero también son culpables; culpables de dejarse embaucar por un grupo de radicales sin escrúpulos (hamas); culpables de permitir que se les use como simples escudos humanos; culpables de no tomar la iniciativa y eliminar al enemigo que tienen en casa (sus propios líderes); en fin, culpables como yo,que acusa probablemente desde el corazón y no desde la razón.

    ResponderEliminar
  4. Filoctetas: deseo que estés en lo correcto y me percepción sobre España sea errónea. Un artículo relacionado: http://www.soitu.es/soitu/2008/09/18/actualidad/1221752431_607737.html

    Sobre Egipto. No te sé decir porque no se hacen cargo ellos de la ayuda humanitaria en estos momentos. Ni tampoco por qué en tiempos de calma no se hacen cargo del abastecimiento diario de agua potable, electricidad, combustible, transferencias bancarias y demás. Supongo que no quieren cargar con la responsabilidad.

    Lo que sí te sé decir es que Egipto quiere limitar todo lo posible la presencia del Hamás o cualquier otro grupo islamista en su territorio. Tanto que por las dudas desde Gaza no dejan entrar ni a las moscas. Ya tienen dolores de cabeza con la organización "Hermanos Musulmanes" que opera en Egipto en contra del gobierno laico de Mubarak, mediante atentados contra turistas occidentales. A su predecesor, Anwar Al Sadaat, que firmó la paz con Israel en el 79, lo asesinaron fundamentalistas islámicos en 1981.

    ResponderEliminar
  5. Pues la verdad es que Israel sólo genera simpatías cuando se deja matar. ¿Será porque el único derecho que le reconocen a Israel es el de dejarse matar?...

    ResponderEliminar
  6. voces contra el genocidio9 de enero de 2009, 0:54

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  7. Me he descargado el informe completo y me da la razón. En España se recela más de los musulmanes (52%) que de los judíos (46%) y es que el Señor Múgica se olvida de añadir ese detalle. Aparte de que el muestreo es inferior que el de países como Alemania con 5o millones de habitantes más, resulta que ¡el 24% de los españoles recela de los cristianos! Otra vez ocupamos el primer puesto. Así que lo único que me dice esa encuesta es que los españoles recelamos de todo Dios y por encima de todos los demás países europeos. De algunos más y de otros menos.

    Vamos que si conoces la vida política en este país y la idiosincrasia de nuestro pueblo no es ninguna sorpresa. Pero me molesta el detalle que Múgica obvie estos dos datos.

    ResponderEliminar
  8. voces contra el genocidio9 de enero de 2009, 5:03

    "La primera fase de la operación, los casi ocho días que Israel se limitó a ataques aéreos sin ofensiva terrestre, habían sido un éxito que superaba las expectativas, se alcanzó a darle un golpe duro al Hamás con un porcentaje de bajas civiles relativamente bajo para las condiciones del terreno."

    Antes del ataque a la escuela de la ONU, ya habían muerto un centenar de niños palestinos. Decir que eso es un "éxito" te convierte en un sorete de persona.

    ResponderEliminar
  9. Voces, deja un enlace a la página si quieres. No hace falta ir copiando y pegando entero cada artículo que se publique allí. Que yo sepa, no me suscribí a su feed.

    ResponderEliminar
  10. El bloqueo de Gaza no ha sido una gran idea pacificadora. Un movimiento como Hamas, que no surge de la nada, no puede desactivarse de golpe por las armas. Quizá con una conquista y ocupación completa se podría. Pero eso implicaría no una toma colonial sino una invasión y posterior reconstrucción como se hizo con Alemania o Japón donde había estados estructurados que podían rendirse y cooperar y sociedades civiles consistentes. La otra solución es más lenta y hay que armarse de paciencia y aliados: con un escrupuloso respeto a los derechos humanos, dar por sentado que habrá atentandos y que hay que aguantarlos con medidas políticas, sociales, policiales e internacionales. Con lo que se ha hecho se llegará a otra tregua. Hamás se rearmará, Israel tendrá nuevos enemigos y pocos nuevos amigos y se habrá alimentado la posibilidad de un conflicto a gran escala en la región. Ojalá me confunda.

    Aunque la escala es enormemente menor, ETA también fué respondida con medidas militares como el estado de excepción en tiempos de la dictadura. No sirvió de nada. El terrorismo con una base tan fuerte tarda décadas en irse y se desactiva poco a poco. Los cohetes de Hamás siguen cayendo y ahora se añaden nuevos espontaneos en el norte.

    Perdón por alargarme. No pretendo pontificar, solo dialogar.

    ResponderEliminar
  11. Javi:

    "Dar por sentado que habrá atentados y que hay que aguantarlos [...]".

    No, esa no es una opción. Sencillamente imposible.

    Las "medidas políticas, sociales, policiales e internacionales", no son las que aguantan o dejan de aguantar los atentados. Los que aguantan, o mejor dicho, los que ya no aguantan más, son los ciudadanos de las ciudades atacadas. Estos presionan al gobierno, presión que ni el gobierno más moderado puede resistir por tiempo indefinido.

    Tu propuesta no es nueva. Isaac Rabin llamaba a los muertos israelíes en los atentados suicidas que siguieron a los acuerdos de Oslo, "sacrificios por la paz" ("קורבנות השלום"). Pero Oslo se fue por el caño y ya no quedan israelíes que sostengan aquello de que hay que dejar que nos sigan matando, mientras que esperamos a que eventualmente se decidan a dejar de hacerlo.

    ResponderEliminar
  12. @Filoctetas

    En España no todo la derecha apoya a Israel ni mucho menos. Pásate por El Mundo y el ABC y verás noticias manipuladas y columnas de opinión completamente sesgadas a favor de la causa palestina.

    En España el odio más claro a Israel se da en la extrema-derecha, extrema-izquierda y sectores de la izquierda.

    El centro-izquierda se decanta por la causa palestina pero también existen defensores de Israel.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. RTB, lo que dices tiene bastante sentido pero no entiendo porque no dejan pasar a los reporteros desde su lado.

    ResponderEliminar
  14. @Filoc: yo creo que Egipto está muy cómodo lavándose las manos, y dejando que todas las culpas caigan sobre Israel. Es como si dijeran: "se quedaron con la franja en el 68´, ahora aguántela ustedes". Por otra parte, yo tampoco comparto tu percepción sobre la prensa española. Los dos periódicos más leídos en Cataluña (La Vanguardia y El Periódico) son exageradamente pro-palestinos, con unos titulares tendenciosos e incitadores al odio a Israel como no he visto en ningún otro sitio. De vez en cuando dejan a algún columnista escribir un artículo de opinión un poco más favorable a Israel (o al menos, que también condene a Hamás), pero en las redacciones de las noticias la tendencia está clarísima.

    ResponderEliminar
  15. RTB612:

    Planteado como "sacrificos por la paz" también lo considero inaceptable y desde luego el lanzamiento continuo de cohetes con solo imaginarlo me parece espeluznante aunque causen pocas víctimas por el efecto de terror que producen a poblaciones enteras. Además en cualquier momento uno de esos misiles puede impactar en una guardería y llevarse 20 niños por delante. Sin embargo sigo pensando que al ser un fenómeno de corte terrorista lo peor que se puede hacer es criminalizar a la población de la que nace. Pero si garantizas la paz y la prosperidad de la población normal, los terroristas pueden seguir activos mucho tiempo pero les vas quitando el principal sustrato del que se nutren: la población que se siente martirizada y llevada al límite. Eso no implica no perseguir a los terroristas sino hacerlo de otra forma más paciente pero más segura.

    ResponderEliminar
  16. Javi:

    De nuevo, eso que dices ya se intentó y ya fracasó. Durante los años noventa, gracias al proceso de Oslo, se llegó a un período de calma relativa que trajo cierta prosperidad a los territorios palestinos. Pero en el 2000 Arafat decidió que no se conformaba con los resultados del diálogo y renovó el ciclo de violencia con la Segunda Intifada.

    Ahora ya no es posible volver al mismo punto, como si todo lo que ocurrió en los últimos ocho años no influyera. Muchas cosas han cambiado desde entonces, y la peor de todas es que hoy en día el que ostenta el poder en Gaza es el movimiento que en los tiempos de más calma y prosperidad se dedicaba a perpetrar atentados suicidas.

    ResponderEliminar
  17. Si tienes razón, y jugando con el título de tu post, cualquier otra cosa es una error y el horror es la única solución.

    ¿De verdad lo crees?

    ResponderEliminar
  18. Javi.

    No. No creo que el proceso de Oslo haya sido un error. Había que intentarlo, y con todo tuvo también algunos resultados positivos que perduran hasta hoy. Tampoco creo que la retirada de Gaza fue un error, a pesar de que en estos momentos estamos viviendo sus calamitosas consecuencias, era algo que había que hacer de todos modos.

    ¿Acaso creo que la actual operación es la solución? Pregunta muy difusa ¿Solución a qué? Solución a los más de 60 años de conflicto, evidentemente no es. Ni pretende serlo, su objetivo es más modesto, reducir drásticamente la amenaza de cohetes a Israel en forma inmediata por un tiempo prolongado.

    Te doy toda la razón en aquello de que el odio fanático se retroalimenta y se expande como consecuencia de las muertes de inocentes. Por eso la situación actual es tan trágica, no hay ninguna alternativa que sean buena, sólo queda elegir entre alternativas malas y alternativas peores. La alternativa que tu planteas en estos momentos no es mala ni peor, sencillamente no es una alternativa.

    Entre los palestinos el odio va aumentar, cierto. Pero no sólo contra Israel, también contra Hamás. Hamás no está actuando como Hezbolá, que dejó al Líbano bajo escombros pero resistió a Israel honorablemente (según ellos lo ven). Los miembros del Hamás en cambio ya llevan dos semanas acobardados, se esconden del ejército en lugar de defender a su población. Espero que llegado el momento los palestinos no les cobren la cuenta. Espero que se den cuenta también que la situación en Cisjordania, donde hay líderes volcados al diálogo, es mejor que la situación que Hamás eligió para Gaza.

    ResponderEliminar
  19. Alan: No hablaba de la prensa, me refería a los comentarios de la gente en los periódicos online. Allí la gente vierte sus opiniones reales.

    ResponderEliminar
  20. voces contra el genocidio10 de enero de 2009, 20:02

    Buena tu excusa para borrar comentarios que molestan mucho. Me sorprende realmente ver cómo hay gente que se regocija de su fascismo, justificando con sofismas baratos aberraciones, considerando "operación exitosa" el asesinato de un centenar de niños y mostrando una pequeña parte de la verdad mientras oculta lo que no le conviene.

    Si pegué textos de otro blog fue porque ellos tiraban abajo con argumentos sólidos cada uno de tus planteos, lo que los convierten en comentarios válidos. Por supuesto que tu intolerancia no piensa igual, y prefirió borrarlos antes que intentar una respuesta.

    Es que la verdad es molesta para algunos.

    ResponderEliminar
  21. Voces... déjalo. Tienes toda la razón, y como la verdad molesta, te borran los comentarios.
    No hay aurgumento ciertos, sino dinero para pagar periodistas que manipulen la información.
    Los que nos horrorizamos por lo que los nazis del siglo XXI están haciendo en Palestina, somos todos o de ultraizquierda o de ultraderecha, o con cuernos, o lo que sea. Ellos son angelitos.

    RTB: Aquí y en otros blogs has demostrado ser un NAZI. Judío o no, no lo sé, NAZI seguro.

    ResponderEliminar
  22. @Filoc: ah, vale. Entonces sí que puede ser que tengas razón. Aunque en Barcelona te diré que me da la sensación de que la gente con la que hablo en el día a día mantiene la posición de esos dos medios informativos que comenté antes (aunque no es de extrañar, dado que son los dos medios que más se leen aquí).

    ResponderEliminar
  23. Filoc: me quedé pensando en tu pregunta sobre Egipto y la prohibición de dejar pasar periodistas. Se me ocurre que el gobierno de Egipto no desea que circulen más imágenes de lo que ocurre en Gaza por dos razones. La primera es que no quieren que la opinión pública en Egipto y el mundo árabe los presione a abrir la frontera para dejar pasar refugiados. La otra es que no quieren que esas imágenes aumenten la furia de aquellos en el mundo árabe que los acusan de colaborar con Israel.

    ResponderEliminar
  24. RTB612:

    Coincido contigo en que la situación es trágica y que no hay soluciones buenas sino malas o peores. Sin embargo sigo pensando que esta se encuadra más entre las peores que entre las malas.

    Sería estupendo que aumentara el odio en Gaza contra Hamás en particular y contra cualquier forma de fanatismo en particular, pero para eso los habitantes de Gaza tendrían que poder creerse un futuro mejor no solo uno similar al que ya conocen lo que resulta difícil bajo el pesimismo que infunde la presión extrema.

    ¿Que crees que va a pasar ahora?. Esto parece encaminarse a una ocupación en toda regla, con una difícil o imposible retirada si lo que se desea es crear "nueva realidad", como creo que ha dicho el ministro Barak.

    ResponderEliminar
  25. Javi:

    Estoy seguro de que no va a haber otra ocupación en Gaza. El ejército se puede retirar de Gaza en unas horas cuando el gobierno así lo decida, ahora que no hay asentamientos por desmantelar o proteger es mucho más fácil. En el peor de los escenarios el ejército se establecería en forma permanente sólo en el corredor filadelfi, que es la zona fronteriza con Egipto por donde pasan los túneles para el contrabando de armas.

    ResponderEliminar